El tráfico portuario crece un 23 por ciento en enero en la Bahía de Cádiz

La actividad portuaria en la Bahía de Cádiz ha crecido un 23 por ciento en el mes de enero con 441.888 toneladas de mercancías movidas.

Continuando la tendencia al alza de los últimos meses, los graneles líquidos encabezan el movimiento de mercancías según la forma de presentación de las mismas, con 241.975 toneladas, principalmente de productos bituminosos.

Le sigue en volumen, con 105.171 toneladas, los graneles sólidos, que, no obstante, descienden un 39 por ciento respecto a enero de 2019. Sin ser significativo, dada la escasa representatividad de un solo mes, destaca con 70.000 toneladas el movimiento de cereales y harinas en este grupo, así como de sal (18.500 toneladas) y arena de sílice (9.000 toneladas).

La mercancía general, finalmente, alcanza las 86.683 toneladas, 10.000 menos que en enero de 2019, aunque con un repunte importante de frutas, hortalizas y legumbres, que suman casi 26.000 toneladas en un solo mes y una subida del 12 por ciento.

Respecto a la forma en la que es transportada la mercancía, el tráfico rodado con las Islas Canarias registra un crecimiento del 5,87 por ciento en toneladas, con 68.492; mientras que el tráfico lolo (contenedor) desciende un 31 por ciento en enero, con 17.710 toneladas.

La pesca en el mes de enero anota una bajada del 15 por ciento en toneladas debido al paro biológico, si bien, el valor de venta prácticamente se mantuvo igual que en enero de 2019 y alcanzó los 3,4 millones de euros.

Finalmente, el tráfico de cruceros registró en enero 9 escalas, una menos que en 2019; y 20.543 pasajeros, un 5 por ciento menos que el mismo mes del año pasado. A lo largo del ejercicio se espera ir igualando e incluso superar la cifra de 2019